martes, 25 de mayo de 2010

REGRESO A LAS TIC's: EDUCACIÓN Y TIC EN 2030. ¿UNA EDUCACIÓN CUÁNTICA?

video

(Es conveniente que mientras leéis la reflexión escuchéis el vídeo)

- Hoy en día la etiqueta ‘cuántico/a’ se añade a todo.
Hace unos años el epíteto era ‘creativo/a’:
‘cocina creativa’, ‘curación creativa’,
‘educación creativa’. Hoy es: ‘curación cuántica’,
‘educación cuántica’
- ¿Y qué es la educación cuántica?
- No lo sé… ¡pero suena cojonudo!

En un mundo tan pragmático como el actual, en el que los alumnos sólo buscan lo inmediato y lo concreto, los profesores han tenido que sumergirse poco a poco en el mundo de las nuevas tecnologías y adaptarse a ellas, muchas veces como la única opción para que, incluyéndolas en su asignatura, ésta haya suscitado un cierto interés en el alumnado.
Con ello, las TIC’s avanzan a pasos agigantados por este universo en continuo cambio que llamamos Didáctica de X.
Lo que os propongo es que reflexionéis sobre la siguiente afirmación: en 2030, las nuevas tecnologías permitirán tanto a los docentes como al alumnado estar en dos o más lugares a la vez.

No, no estoy diciendo ninguna locura. Me explico: hemos visto a lo largo del curso cómo nosotros podíamos estar chateando (o twiteando) mientras atendíamos en clase; o, tomemos otro ejemplo: si hemos visionado una conferencia vía Internet porque no pudimos asistir con nuestros compañeros a la misma, ¿no es esa una forma de estar con ellos al mismo tiempo -aunque ellos no notasen nuestra presencia-, estando a la vez frente a nuestro ordenador y siguiendo la conferencia?
Pero, compliquémonos más la vida: ¿podríamos estar en otro lugar (ya seamos docentes o alumnos), e impartir o recibir las clases sin tener que asistir a clase estando en clase? Sí, y, aunque esto no se ha implantado hoy en día, yo creo que en 2030 la educación no será en el aula, sino en un espacio propio para recibir la docencia de manera virtual. Y ello sólo será posible gracias a las TIC’s. Hablamos, entonces, de una EDUCACIÓN CUÁNTICA que rebase el continuo espacio-temporal.
Así que, compañeros, conectar vuestros Circuitos temporales y preparad el Condensador de Fluzo… ¡que nos vamos al año 2030!.

De la Educación Cuántica: la docencia holográfica

En la película Desafío total, Sharon Stone recibía sus clases de tenis a través de una profesora virtual holográfica….
En la película Star Wars, la princesa Leia pedía ayuda a Obi Wan Quenobi a través de un androide llamado R2D2, el cual transmitía dicha información al anciano Jedi en forma de holograma.
Pues bien, esto que veíamos en dichas películas y que hace años era imposible de llevar a cabo, ahora se puede hacer perfectamente.
De esta manera, ¿qué nos impide, como docentes, impartir nuestras clases siendo nosotros un holograma para nuestros alumnos, y viceversa, que nuestros alumnos sean para nosotros un holograma, siendo todos en nuestro propio espacio?

Es lo que en Física cuántica se denomina “La no-localidad y la interconexión cuántica”.
“No-localidad” porque, si lo pensáis bien, tanto profesores como alumnos no se hallan en una espacio físico concreto, sino en muchos espacios a la vez [tantos como alumnos haya] (recodad en el consejo de Jedis, cómo muchos de los miembros no están ‘presentes’ en el lugar en que se celebra la reunión, y a la vez están presentes y participan en el mismo consejo de manera virtual (holográfica)).
Entonces podemos criticar esta idea y argüir: eso es una tontería porque los alumnos no se relacionan afectivamente con sus compañeros y el profesor. Aparentemente no, pero…
“Interconexión cuántica” porque todos están conectados en el mismo espacio, y así, el profesor puede dirigir la clase, ya que en su campo de visión se le presentan todas las formas holográficas de sus alumnos: Al alumno le sucede lo mismo: recibe de forma virtual la docencia, y tiene a su lado a sus compañeros virtualmente, aunque no físicamente (fijaros que esto permitiría que la clase siguiese un ritmo, pues ningún alumno podría, por ejemplo, lanzar un papel a otro [la bola de papel traspasaría la imagen holográfica del compañero], y así, si a un alumno no le interesa la asignatura -porque en el 2030 también habrá absentismo-, pues que no se conecte a las fuentes de docencia específica (así se llamará a las clases de las asignaturas)...
En cuanto a los vínculos afectivos, ¡claro que los habrá!: igual que ahora le hablas a alguien a la cara, en 2030 lo harás a un holograma (eso sí, sólo en las horas de clase, porque una vez hayan terminado las horas dedicadas a la docencia, podrás quedar con tus amigos).
Esto que parece una locura está a la vuelta de la esquina…será ésta una Educación 7.0 [“De lo que no se puede hablar hay que callar”]

Lo que quiero decir es que, a día de hoy, es innegable que en los tiempos que corren las TIC’s hayan evolucionado (y revolucionado) la docencia de las materias que se imparten en los institutos, y aun en los colegios.
¿Es esto positivo? Yo creo que sí, porque a los alumnos les permiten mejorar su capacidad para producir y realizar investigaciones a través de programas interactivos y de multimedia, así como de cualquier recurso en soporte digital.

Espero no haber causado ningún trastorno a nadie...saludos a todos!!


1 comentario:

  1. del poco dormir y del mucho leer el texto, se me está secando el celebro de manera que creo que voy a perder mi juicio cuántico. Eres un hacha!!
    Salud

    ResponderEliminar